articulo 2 codigo penal irretroactividad

Artículo 2 Código Penal: ley penal aplicable en el tiempo

El artículo 2 del Código Penal regula la garantía penal (nullum crimen sine praevia lege), que es una de las manifestaciones del principio de legalidad analizado al estudiar el artículo 1 del Código Penal. En concreto, implica que solo se podrá castigar conductas delictivas cuando así lo hubiera previsto la ley penal previamente.

Como se indicó en aquel comentario, la garantía penal impide imponer una pena sin que haya sido previamente determinada en la Ley penal. En consecuencia, el artículo 2 del Código Penal determina qué Ley penal resulta de aplicación en cada momento, tratando cuestiones relevantes como:

  • La irretroactividad general de la Ley penal.
  • Los efectos de las Leyes penales temporales.
  • La retroactividad de la Ley penal favorable al reo.

Este artículo se encuentra regulado en el Título Preliminar (de las garantías penales y de la aplicación de la Ley penal) del Código Penal. Se trata, por tanto, de un artículo general, que funciona como fundamento del orden penal.

Redacción del artículo 2 del Código Penal

1. No será castigado ningún delito con pena que no se halle prevista por ley anterior a su perpetración. Carecerán, igualmente, de efecto retroactivo las leyes que establezcan medidas de seguridad.
2. No obstante, tendrán efecto retroactivo aquellas leyes penales que favorezcan al reo, aunque al entrar en vigor hubiera recaído sentencia firme y el sujeto estuviese cumpliendo condena. En caso de duda sobre la determinación de la Ley más favorable, será oído el reo. Los hechos cometidos bajo la vigencia de una Ley temporal serán juzgados, sin embargo, conforme a ella, salvo que se disponga expresamente lo contrario.

Artículo 2 Código Penal

Explicación del artículo 2 del Código Penal

El artículo 2 del Código Penal establece un principio general de irretroactividad de la Ley penal. Según este principio, la Ley penal no puede afectar a situaciones que ocurrieron en el pasado. Es decir, no puede castigadorse por una conducta delictiva a quien la realizó antes de que tuviera este carácter. Y ello pese a que se estén investigando sus actos.

La irretroactividad de la Ley penal, como integrante del principio de legalidad, encuentra acomodo en el artículo 25.1 de la Constitución:

No será castigado ningún delito con pena que no se halle prevista por ley anterior a su perpetración. Carecerán, igualmente, de efecto retroactivo las leyes que establezcan medidas de seguridad

Artículo 25.1 Constitución Española

La garantía penal del artículo 2 del Código Penal

Como ya señalamos al hablar del principio de legalidad en este ordenamiento, la garantía penal se apoya en:

  • Una limitación del poder sancionador del Estado, propia de la separación de poderes. Así, los jueces no pueden imponer sino la pena prevista en la Ley, que a su vez aprobó el legislativo.
  • La función de prevención general encargada al ordenamiento penal, que debe disuadir a las personas de delinquir bajo la amenaza de padecer la correspondiente sanción.

Siguiendo el artículo 9.3 de la Constitución, el artículo 2 del Código Penal reconoce la irretroactividad general de las Leyes penales. Pero acto seguido hace una excepción a esta generalidad, ya que la Ley penal favorable al reo sí se aplicará retroactivamente.

El motivo de esta decisión debe encontrarse en la eficiencia del Estado. Así, se supone que si el Estado hubiera actuado con más premura, el delincuente habría sido sancionado conforme a la nueva norma, menos restrictiva para sus derechos que la que se le aplicó por la demora del juzgador o el legislador. Por tanto, se admite que esta Ley favorable sí se aplique retroactivamente.

Otra posible explicación a la retroactividad de la norma favorable puede encontrarse en razones de justicia. Así, si el Estado ha suavizado su régimen penal por considerarlo excesivo, parecería injusto que siguiera aplicándolo sobre sus reos por la mera fecha de la comisión del delito.

El tempus comissi delicti

El régimen introducido por el artículo 2 del Código Penal hace especialmente importante la determinación del momento de comisión del delito (tempus comissi delicti), que determinará qué Ley debe aplicarse. Especialmente en aquellos casos en que se haya dictado una norma transitoria. Y es que si la Ley penal es transitoria se aplicarán sus efectos, pese a que posteriormente aparezca una norma más favorable.

Sobre la determinación del tempus comissi delicti, el artículo 7 del Código Penal trata de resolver la cuestión. Respecto a las leyes temporales, se trata de normas excepcionales, motivadas por situaciones extraordinarias o cuya duración está determinada en la propia ley. Este es el motivo por el que deben prevalecer a los principios de irretroactividad general o retroactividad favorable.

Así, la norma temporal persigue hacer frente a una necesidad concreta y transitoria. Por tanto, si pudiera corregirse al perder su vigencia, ningún sentido tendría promulgarla.

Sentencias relevantes sobre el art. 2 CP

  • STS de 13 de junio de 1990. La retroactividad de la Ley penal más favorable reconocida en el artículo 2 del Código Penal no solo se da ante una derogación o modificación de la misma. También puede derivar de un cambio en la legislación extrapenal a la que aquella hiciera referencia.

Recursos relacionados con el art. 2 CP