Delito De Desobediencia

Delito De Desobediencia: Características y Condena

El delito de desobediencia es una falta grave tipificada entre los delitos contra el orden público en el Código Penal. Las penas varían según la gravedad del hecho, y también en función de quien lo cometiere. Asimismo, existe una diferenciación si el autor es una persona pública o un particular.

Elementos que constituyen un delito de desobediencia

Para que una acción se considere como delito de desobediencia a la autoridad deben estar los siguientes componentes:

  • Existencia de una orden directa y terminante de la autoridad o sus agentes en funciones. La orden debe dictarse con las formalidades legales establecidas y no es necesario que indiquen las consecuencias en el caso de desobediencia.
  • El sujeto pasivo será la autoridad o sus agentes en funciones o personal de seguridad privada que trabaja en colaboración con las Fuerzas Armadas de Seguridad. No se incluye a los funcionarios públicos.
  • Incumplimiento de la orden: El sujeto activo se niega de forma voluntaria a obedecer el mandato.
  • Gravedad en el hecho, de lo contrario será considerado delito leve.

Supuestos que califican un delito de desobediencia como grave

Las acciones u omisiones que pueden ser entendidas como delitos graves son:

  • La categoría del sujeto pasivo del cual se recibe la orden, es decir, la autoridad o sus agentes.
  • Persistir en la negativa al incumplimiento frente a la reiterativa de la orden que se emana.
  • La relevancia que tiene el mandato con objetivos de orden público.
  • El nivel de desobediencia que haya tenido la negativa para el sujeto pasivo.
  • La intensidad de los actos.

Por otro lado, son ejemplos de delitos leves la falta de respeto a la autoridad, un forcejeo leve para evitar una detención, no abandonar un lugar frente a una orden, etc.

¿Quién es autoridad?

La definición de autoridad toma suma importancia a la hora de discernir entre un delito leve (ámbito penal) o una falta (ámbito administrativo). Con las modificaciones al Código Penal Español (LO 1/2015), las faltas de respeto que se consideran delitos son solo aquellas prodigadas a la autoridad, no a sus agentes.

Autoridad

El que por sí solo o como miembro de algún tribunal, organización u órgano colegiado tenga poder de mando o ejerza jurisdicción. Por ejemplo, los miembros de:

  • Diputados
  • Senado
  • Asambleas Legislativas de Comunidades Autónomas y Parlamento Europeo

Agentes de la Autoridad

No son autoridad sino agentes de la autoridad, por lo que una falta de respeto contra ellos no es castigada en la justicia penal.

  • Guardia Civil
  • Policía local
  • Agentes de Fuerzas de Seguridad

Particulares y autoridades públicas: Condena por delito de desobediencia

Recibe un tratamiento diferente si el delito lo comete una persona particular o una autoridad pública. Esto repercute en el análisis de los motivos agravantes como en la pena que puedan recibir.

Particular

Cuando el que desobedezca una orden de forma dolosa es un particular, tendrá una pena de 3 meses a un año de prisión o multa de 6 a 18 meses.

Autoridad

Un agente de la autoridad comete delito de desobediencia cuando en ejercicio de sus funciones se negará a obedecer:

  • Resoluciones judiciales
  • Órdenes y decisiones de la autoridad superior

La negativa debe ser de forma abierta e intencionada frente a mandatos en su ámbito de competencia expresados con las formalidades legales pertinentes. La pena que le corresponde es de una multa de 3 a 12 meses y la inhabilitación a un empleo público de 6 meses a 2 años.

Diferencia con la Resistencia a la Autoridad

Se suele generar confusión entre el delito de resistencia a la autoridad y el delito de desobediencia. En realidad, son autónomos y la principal diferencia radica en el uso de la fuerza.

Se entiende por resistencia a la autoridad cuando hay una negativa u oposición a cumplir las órdenes de la autoridad y se utiliza la fuerza física o la agresión. Es posible sí, que ambos delitos se presenten de manera concurrente.

En materia de derecho un mínimo detalle en la infracción o en un concepto puede marcar la diferencia. Si tienes dudas por una causa relativa al orden público completa nuestro formulario y te contactaremos con los mejores abogados de tu zona, para que recibas asesoramiento según tus preferencias y necesidades.

Otras entradas relacionadas