Homicidio Involuntario

Delito De Homicidio Involuntario: Características y Condena

El delito de homicidio involuntario es el que se produce sin intención de matar a otro. Como consecuencia de una acción negligente o de la comisión de otros delitos, se produce la muerte como resultado. La imprudencia puede ser grave o leve, lo que repercute de forma directa sobre la condena por homicidio.

Características del homicidio involuntario

La calificación de homicidio involuntario requiere de la concurrencia de tres características principales:

  • Que el resultado de un acto negligente o una omisión por parte del acusado sea la muerte de otra persona.
  • La conducta del acusado ha sido peligrosa para los demás o manifieste una inobservancia negligente de la vida humana.
  • El acusado debería haber tenido la capacidad o saber que su conducta era una amenaza para otros.

Los ejemplos más claros son aquellos homicidios que se dan en los accidentes automovilísticos o con la manipulación de armas. El caso típico es el de un conductor que sale a la carretera bajo el efecto de sustancias que disminuyen su capacidad. Esta persona debería haber previsto que su conducta ponía en peligro la vida humana.

Homicidio involuntario por omisión

Un homicidio imprudente por omisión requiere en principio que el autor no haya empleado el debido cuidado. Asimismo, se considera culpable por imprudencia cuando no ha tenido el conocimiento de la situación que ha generado su necesidad o capacidad de actuar para evitar la muerte.

Requisitos que se deben cumplir:

  • Haber omitido una acción que hipotéticamente habría evitado el resultado.
  • Que esté calificado para ser autor del hecho que se le imputa.
  • El autor debe estar capacitado para actuar de forma voluntaria para evitar una muerte.
  • La omisión supone una infracción a una obligación jurídica o porque se la causante del riesgo para la vida humana, en este caso el bien jurídico protegido.

El Tribunal Supremo ha sentado jurisprudencia en sentencias penales como la dictada en Sala de lo Penal, Sección 1, Sentencia 482/2017 de 28 de junio

Penas por homicidio involuntario

El artículo 142 del Código Penal Español, modificado por Ley Orgánica 10/2015, establece las penas que corresponden a acusados por homicidio voluntario.

Homicidio involuntario por imprudencia grave

  • Castigado como reo de homicidio imprudente de 1 a 4 año de prisión.
  • Si para la comisión del acto se utilizó un vehículo se agregará la prohibición de conducir de 1 a 6 años. En estos casos se considera grave cuando se concurren alguna de las circunstancias previstas en el art. 379
  • Cuando se haya utilizado armas para la comisión del delito se imputará la prohibición de portación y tenencia de armas de 1 a 6 años.
  • En los casos que la infracción se base en una negligencia profesional, se procederá a la inhabilitación profesional de 3 a 6 años.

Homicidio por imprudencia leve o menos grave

  • El castigo será una multa de 3 a 18 meses.
  • Si el delito se cometió con un vehículo o ciclomotor se impondrá inhabilitación para conducir de 3 a 18 meses.
  • Cuando se haya utilizado armas se podrá imponer también la pena de prohibición de portación y tenencia de 3 a 18 meses.
  • Para la condena de homicidio involuntario por imprudencia leve es necesaria la denuncia de un damnificado.

¿Cómo diferenciar una imprudencia grave de una menos grave?

Tal como lo indica la legislación vigente, las penas por homicidio involuntario varían en relación a la gravedad de la imprudencia. De esta forma, para clasificar la misma es necesario analizar:

  • El grado de previsibilidad del resultado consecuente a la negligencia u omisión.
  • La mayor o menor falta de diligencias en el hecho que causó el delito en consideración con las circunstancias que concurren en cada caso.
  • El nivel de gravedad de la infracción contra el deber de cuidado que según las normas jurídicas, sociales y culturales se deben tener.
  • La legislación solo hace una diferencia explícita en el caso de los homicidios con vehículos. Es leve cuando no califica dentro de delitos graves, pero es consecuencia de una infracción grave de las normas de tráfico.

El asesoramiento de un profesional es fundamental para lograr los resultados más favorables en un juicio. Si necesitas ayuda de expertos, completa nuestro formulario y contactaremos contigo con los mejores abogados de la zona.

Otras entradas relacionadas