delito lesiones - portada

Delito de lesiones

El delito de lesiones, tipificado en el artículo 147 del Código Penal, castiga los menoscabos de la integridad física o mental con penas de prisión (de 3 meses a 3 años) o multas (de 6 a 12 meses). En nuestro artículo de hoy vamos a analizar la configuración de este delito, así como las diferentes formas de comisión y sus condenas asociadas.

¿Qué se considera delito de lesiones?

Comete un delito de lesiones quien causa a otra persona una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física y mental. Para ello es necesario que la lesión requiera una primera asistencia facultativa y un posterior tratamiento médico o quirúrgico.

De hecho, el Código Penal especifica que el mero seguimiento médico del curso de la lesión no basta para calificar la producción de una lesión como un delito de lesiones básico.

La comisión de un delito de lesiones, en su tipo básico, se sanciona con una pena de prisión de tres meses a tres años, o bien una multa de seis a doce meses.

El delito de lesiones leve

Pese a lo antedicho, cuando la lesión no requiere este tratamiento posterior todavía puede considerarse un delito de lesiones. En este caso entramos en lo que popularmente se conoce como delito de lesiones leves, que está castigado con una pena de multa de uno a tres meses.

Todavía se podría considerar un delito de lesiones leve el golpear o maltratar de obra a otra persona sin causar lesiones de ningún tipo. En este caso la pensa será tan solo de multa de uno a dos meses.

Es importante destacar que el delito de lesiones leve solo puede ser perseguido cuando lo denuncia la persona lesionada o su representante legal.

El delito de lesiones agravado

Cuando se comete el tipo básico mediando circunstancias agravantes, la condena será de prisión de entre dos y cinco años. Para graduar esta pena se atiende al resultado o el riesgo causados.

Son circunstancias agravantes del delito de lesiones:

  • Emplear armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas especialmente peligrosas para la vida o salud física o psíquica del lesionado.
  • El ensañamiento o la alevosía.
  • Que la víctima sea:
    • Menor de 12 años.
    • Persona con discapacidad necesitada de especial protección.
    • Esposa o mujer vinculada por análoga relación de afectividad, en el presente o en el pasado y con convivencia o sin ella.
    • Una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Lesiones con pérdida de órganos o miembros

También existe una condena agravada para los casos de mutilación. En estos casos la pena será de prisión de seis a doce años. Se considera delito de mutilación:

  • Pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal o de un sentido.
  • Provocación de impotencia, esterilidad, grave deformación o grave enfermedad somática o psíquica.

La pena se reducirá a prisión de tres a seis años cuando la pérdida afecte a un órgano o miembro no principal o provoque deformidad.

La participación en los delitos de lesiones

El Código Penal también prevé penas específicas para los provocadores, conspiradores y proponedores. Estas personas podrán ser castigadas con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito cometido.

El delito imprudente de lesiones

Todos los tipos analizados hasta este punto requieren del elemento doloso para ser considerados delictivos. El dolo implica la voluntad o consciencia de provocar la lesión.

Nuestro Código Penal prevé la excepcionalidad de la condena de delitos imprudentes. De modo que las conductas descritas como delictivas solo podrán condenarse cuando concurra dolo, salvo que el Código Penal prevea otra cosa.

En este caso, la norma sí prevé un tipo específico para las lesiones imprudentes. Las condenas asociadas dependerán del tipo infringido, la gravedad de la imprudencia y el riesgo y resultado causados. Así:

  • Cuando concurre imprudencia grave, las penas (que podrán aumentarse en un grado atendiendo a la gravedad de la conducta y el resultado o al número de afectados) serán:
    • 3 – 6 meses de prisión o 6 – 18 meses de multas por lesiones. Se excluye el delito de lesiones leves, que no puede cometerse por imprudencia.
    • 1 – 3 años de prisión por mutilación de órgano o miembro principal.
    • 6 meses – 2 años de prisión por mutilación de órgano o miembro no principal.
    • Además, se impondrán las siguientes privaciones e inhabilitaciones:
      • Del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 a 4 años cuando se utilizaran en la comisión del delito.
      • Porte o tenencia de armas por idéntico período cuando se usaran en la comisión del delito.
      • Inhabilitación especial entre 6 meses y 4 años si la lesión se cometió por imprudencia profesional.
  • Cuando la imprudencia sea menos grave, los delitos serán castigados con una multa de 3 – 12 meses. En el caso de las privaciones de derechos durarán entre 3 meses y 1 año, y no existirá pena de inhabilitación por imprudencia profesional.
    Por otro lado, el delito imprudente de lesiones cometido por imprudencia menos grave solo es perseguible por denuncia del agraviado o su representante legal.

Violencia de género y violencia doméstica

El Código Penal también incluye un tipo específico (violencia de género o violencia doméstica) cuando la víctima es:

  • Esposa o mujer vinculada por análoga relación (en el presente o el pasado) al agresor.
  • Persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

En este caso, la conducta delictiva es la producción de menoscabo psíquico o la lesión leve, así como golpear o maltratar de obra sin causar lesión.

La condena prevista es de prisión de 6 meses a 1 año o trabajos en beneficios de la comunidad (TBC) de 31 a 80 días. En todo caso, se impondrán las siguientes condenas accesorias:

  • Privación del derecho a tenencia y porte de armas de un año y un día a 30 años.
  • Inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta 5 años si el juez lo estima adecuado.

Estas penas se rebajarán a prisión de 3 meses a 1 año o TBC por idéntico plazo y privación de la tenencia y porte de armas entre 1 año y un día y 3 años cuando la víctima sea:

  • Descendientes, ascendientes o hermanos propios o del cónyuge o análogo.
  • Menores o personas con discapacidad convivientes y sometidas a potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho.
  • Otras personas integradas en el núcleo de convivencia familiar.

Graduación de las penas

En estos casos el juez puede graduar la condena, imponiendo:

  • La pena en su mitad superior si el delito se comete en presencia de menores, utilizando armas, en el domicilio común o el de la víctima o quebrantando medidas de alejamiento.
  • O la pena inferior en grado en atención a las circunstancias personales de autor y las concurrentes en la comisión del delito de lesiones.

Riña tumultuaria

Cuando el delito de lesiones se comete en medio de una riña tumultuaria, utilizando medios o instrumentos que hagan peligrar la vida o integridad de las personas, la condena será de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.

¿Cómo afecta el consentimiento a los delitos de lesiones?

El consentimiento válido, libre, expontáneo y expreso de la víctima puede suponer la reducción de la pena en uno o dos grados. Sin embargo, no se entiende como válido el consentimiento de los menores de edad o las personas con discapacidad necesitadas de especial protección.

En el caso de trasplantes de órganos, esterilizaciones y cirugías transexiales, eximirá al facultativo de responsabilidad salvo que se obtenga viciadamente.